Confusión


El periodista estaba en otra extenuante jornada de trabajo durante la temporada alta en Punta del Este y concurrió a una nota en una camioneta blanca del diario. Cuando terminó su tarea, se dispuso a partir a otra actividad pero no logró abrir el vehículo con la llave correspondiente. Por más que lo intentó, la cerradura no respondía a sus deseos. Luego de algunos minutos, decidió observar con mayor detenimiento cuál podría ser el problema cuando se percató de que la camioneta en la que había arribado al lugar no contaba con una lona negra en su caja, como sí tenía la que intentaba abrir. Una rápida mirada a la cuadra le permitió darse cuenta de que estaba frente al vehículo incorrecto, y que el que debía abrir estaba a algunos metros de allí. Silbando bajito y observando disimuladamente que no hubiera testigos, caminó hasta la camioneta correcta que, ahora sí, respondió a la llave.

Standard