Edad dudosa


La joven se disponía a ingresar al casino del hotel Conrad de Punta del Este cuando fue detenida por los encargados de seguridad apostados en la entrada, que le solicitaron el documento de identidad. Sorprendida, la joven preguntó a qué se debía esa situación y la respuesta la descolocó: los porteros sospechaban que estuvieran frente a una menor de edad. La joven, de 22 años, no pudo menos que sentirse halagada aunque debió volver hasta el lugar donde se estaba alojando porque justo en ese momento no cargaba con su cédula de identidad.

Standard