Mucho más importante


La niña acababa de ser operada de un ojo. Sus padres, aunque ya aliviados porque todo había salido bien, aún se recuperaban de los nervios que habían pasado durante la anestesia. Cuando salieron del hospital la pequeña aún estaba mareada y solo pensaba en llegar a su hogar para descansar. Pero siempre hay un imprevisto. La niña vio a lo lejos un pequeño stand de figuritas y recordó que a su primo le faltaba una para llenar su álbum de Rusia 2018. No le importó el ojo operado, el cansancio de sus padres ni nada que pudieran decirle. No iba a parar hasta tenerla. Finalmente logró que la llevaran hasta el puesto y consiguió la ansiada figurita. Los padres lo maldijeron en ese momento pero se llenaron de orgullo al ver la forma con la que su hija demostró el amor a su primo.

Standard