Un caudillito


El líder nacionalista Jorge Larrañaga recorría el pasado sábado el barrio Nuevo París junto a dirigentes y seguidores, en el marco de la campaña de recolección de firmas “Vivir sin miedo”. En un momento del recorrido un militante de una de las coordinadoras de la lista del diputado Jorge Gandini comenzó a hablar acerca del wilsonismo y del orgullo que sentía por ser wilsonista. Mientras hablaba, Gandini lo abrazaba y sonreía, hasta que en un momento el hombre dijo una frase que dejó a los presentes entre asombrados y tentados de risa. “Y es muy lindo cuando vienen caudillitos, como Gandini”, exclamó. El aludido, sin perder el humor y haciendo que el momento fuera gracioso para todos, recibió el “halago” de buena manera y le contestó con un rezongo a modo de broma: “¿¡Caudillito me dice!?”.

Standard