Reflexión para el recuerdo


En sus vacaciones, el periodista viajó a Estados Unidos. Acompañado de su hijo visitó varias ciudades y entre ellas Washington DC. Allí ingresaron al Museo Estadounidense Conmemorativo del Holocausto. Varios de los espacios, contenidos y propuestas le llamaron la atención, por ejemplo el Salón del Recuerdo o la posibilidad, previa cita, de sostener una conversación privada con descendientes de sobrevivientes del genocidio. Pero lo primero que le llamó la atención, acostumbrado a solicitar en cada sitio al que ingresaba la clave de acceso a la señal de wifi, es la que se utiliza en dicho museo: la palabra remember (recuerda). Nada más apropiado, reflexionó.

Standard