Un conductor que mete miedo


La periodista decidió solicitar un servicio de transporte a través de una aplicación para trasladarse. En el recorrido, charla mediante con el conductor, le dijo que era comunicadora. Hasta ahí todo iba bien pero cuando comenzaron a pasar por familias durmiendo en la calle los comentarios del hombre no fueron los esperados. "Cómo estaría para rajarlos a tiros a todos", decía sin ningún pudor. La misma escena se repitió casi seis veces en todo el camino. La joven comenzó a sentir un cierto temor porque no sabía si los dichos iban en serio o era una especie de broma pasada de tono. Cuando ya estaba por llegar a destino, el hombre le preguntó por qué en su próximo titular no escribía: "¿Por qué los ciudadanos no pueden rajar a tiros a los que ensucian la calle?". La respuesta de la chica fue breve porque lo único que quería era bajarse del auto.

Standard