El vaso de agua caliente


La periodista esperó las vacaciones durante mucho tiempo, por lo tanto organizó un viaje a China para pasar esos días con su familia. Al llegar una de las primeras sorpresas fue el calor casi tropical que azotaba el país. Además, la oferta en comida era tan variada que muchas veces se hacía difícil elegir qué comer, sumado a que los nombres estaban en chino y las imágenes que acompañaban los distintos menús no eran del todo claras. Sabiendo esto de antemano, la joven fue a comer y notó que la bebida que acompañaba la comida era té caliente, por lo que prefirió pedir agua. Cuando llegó la moza, se podía ver que del vaso salía vapor pero la periodista agradeció y no dijo nada. Al otro día, fue clara en su explicación y pidió que el vaso tuviera agua fría.

Standard