La presentación en la cena


La familia suele jugar en la cena a “Mirtha Legrand”. La madre hace el papel de la histórica conductora argentina y el padre y los dos niños son los comensales. Una de las primeras veces que jugaron, la madre presentó primero a la niña. Después de su nombre, siguió: “Actriz, luchadora por los derechos humanos, presidenta de la Suprema Corte de Justicia”. La niña se preocupa generalmente porque las cosas sean justas, y esa presentación era fiel a su personalidad. Cuando llegó el turno del niño, luego de su nombre, la madre dijo: “Futbolista, bombero, luchador por los derechos humanos, Power ranger”. El niño, que ampliaba su sonrisa ante cada una de las palabras de su madre, cuando terminó la presentación no quedó del todo conforme y reclamó, con las manos junto a la boca como diciendo un secreto: “Te faltó ‘fuerte y musculoso’”.

Standard