Músico bajo sospecha


La joven estaba preparando un trabajo para facultad. La tarea consistía en captar a un artista callejero y hacerle una entrevista, además de que cantara frente a las cámaras. El único inconveniente era que la chica y el grupo de estudiantes no conocían a nadie que se desempeñara dentro del rubro. A pesar de que estuvieron unos días pensando y tratando de conseguir a alguien que accediera a colaborar con el trabajo, los esfuerzos fueron en vano. No obstante, la fecha de entrega se hacía cada vez más cercana y los nervios crecían proporcionalmente. Fue así que, un par de días atrás, mientras caminaban por 18 de Julio la joven vio a una persona que portaba una guitarra debajo del brazo. Se detuvo y todo el grupo de estudiantes rodeó al hombre. Finalmente, le realizaron la entrevista pero cuando llegó el momento en que debía demostrar sus dotes artísticas, el resultado fue decepcionante. El grupo de compañeras concluyó que la persona poco tenía que ver con la música y que, por lo tanto, habían sido engañadas por el falso artista.

Standard